miércoles, 23 de marzo de 2011

ÍDOLOS


Spandau Ballet, Durán-Durán, Loquillo y los Trogloditas. Grupos de música a los que les rendí devoción, pleitesía y admiración: vamos, eran mi religión ¿Pero un cocinero? Pues este es el caso de mi churumbel. Al igual que si de un semidiós, un super-hombre o del mismísimo Hércules se tratara, Bruno se proclama como devoto, simpatizante e incondicional adepto del milenario, pretérito y campechano: ARGUIÑANO. 
Cada tarde a las 7.20 comienzan los preparativos del ritual culinario televisivo. Se enciende la televisión y conectamos el canal de "la cadena alegre". Bruno despistado con sus cosas; cantando; dando flautazos; llamando a "mi queridísimo esposo", hasta que de repente, se oye la sintonía del programa. Alucinante!!! Suelta y deja todo aquello que esté haciendo para postrarse delante del televisor, gritando, qué digo gritando, dejándose las cuerdas vocales, jaleando: "Arguiñano, Arguiñano. AAfas, aafas, ti, ti ,ti" "chicha, argui" "chicha argui". Todo un espectáculo.
Esta admiración de Bruno por "Argui", me hace recordar mis sueños adolescentes sobre ídolos pasados. Recuerdo, como con mi amiga Raquel creamos "el club de fans" de Spadau Ballet y Durán-Durán, (creo que, hoy por hoy, formaríamos parte de ese grupo de personajes extravagantes de la denominada "cultura friki".) Sinceramente, creo que algo obsesionadas sí que estábamos. ¡Cómo suspirábamos cada vez que salían en la T.V! En aquel programa musical de los sábados, "Tocata". Compradoras compulsivas de la Super-Pop, creo que todavía guardo las revistas de aquellos años, recuerdo que nos llamábamos por teléfono para comentar el artículo de "La Super" donde Tony, (cantante de Spadau, y mí favorito) o John, (bajista de Durán-Durán, éste era el favorito de Raquel) salían con otras chicas y como nosotras,celosas por la conquista de nuestros "amores platónicos", buscábamos cualquier detalle para crear la crítica  o la crónica rosa más cruel con respecto a las parteners de los músicos. En fin, la edad del pavo, como decían mis padres.
Pues ahora, cuando mi cachorro empieza a manifestar sus gustos y sus deseos, es cuando pienso: primero en mis padres, pues ahora la mamá soy yo. !Pobres mis padres, lo que tuvieron que soportar! Segundo, en todos aquellos agentes socializadores que serán partícipes de la educación de mi hijo y de la adquisición de sus valores. Y por último, que todo se trata de la búsqueda de su autonomía, de la lucha por su identidad, lo que le marcará su personalidad. Para ello, buscará la conformidad o la rebelión, en mi caso siempre fui muy rebelde, si opta por lo primero quizás se resigne a aceptar lo que esperan de él, y si opta por la rebeldía construirá una identidad propia. 
De acuerdo a la definición del diccionario ídolo es la representación de un ser superior, en forma figurada es una persona o cosa excesivamente amada o admirada y a la que se le atribuye características o rasgos que pueden o no poseerlas. Entonces me pregunto: ¿se estará fraguando un futuro chef que se codeará con los top ten de los fogones más "cool" del planeta culinario? Ferrán Adrián, Sergi Arola, Jun Mari Arzak. 





Sólo espero que sus modelos sociales estén llenos de significado y autenticidad.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...