martes, 19 de abril de 2011

Oda a una vida sin Tacos

Este fin de semana descubrimos que se está fraguando un futuro protagonista dentro del género cinematográfico "KinKi", de la pelicula  Perros callejeros: "Bruno el vaquilla II"Mi tierno niño, que antes balbuceaba sus primeras palabras: "Pueta, pueta" "Chicha, chicha"... Hoy despliega con un "¡COÑO!" y un "HOSTIA"totalmente contextualizado, su acervo verbal de primero de escuela infantil. 
Según el artículo 20.1 de la Constitución Española reconoce y protege el derecho: "




  • A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción."Felicidades para nuestro churumbel, pues se estrena como ciudadano en el uso de este derecho. Mientras que para nosotros:



  • ¡¡se acaba de instaurar la censura!!Se acabaron esos socorridos y desahogados insultos mañaneros en el coche; se acabó blasfemar cuando te pegas un golpe, en el mismo sitio y con la misma esquina del mismo mueble de tú casa; se terminaron las groserías ante el televisor por el despliegue de disparates soltados por los lerdos/as que llenan los espacios televisivos; se acabó la palabrota que elogia: ¡¡Coño, qué chachi eres!! Quedan prohibidos grupos de música cuyas letras abiertamente utilicen un lenguaje agreste y chocarrero: Kortatu, Reincidentes, la Polla Record; quedan desterrados partidos de fútbol con alto riesgo en el empleo de la palabra malsonante en contra del prójimo, dícese (Barcelona-Madrid) o viceversa...
    Queda, por tanto, sobrevivir a la orfandad de vocabulario vulgar o prosaico. La estrategia será incorporar nuevos conceptos llenos de finura, delicadeza y comedimiento: "Me cachis","Qué chipi chachi", "Repámpanos", "Rábanos"... 


    Finalizo esta oda, este adiós, a la voz, a la palabra, al libre pensamiento con un firme y claro propósito. Al igual que el ave fénix resurgió de sus cenizas, yo ¡¡SOBREVIiiiVIREEE!!. Y "juro", al igual que Escarlata O´hara en lo "Qué el viento se llevó", que mi boca está sellada así mis manos se quemen con aceite hirviendo y mi necesidad de blasfemar sea lo único que calmaría el dolor.
    Así que adiós insultos,vulgaridad, mundanería. Bienvenida "exquisita" vida sin Tacos.










    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...