martes, 22 de noviembre de 2011

Mini-Yo


Quizás para el Doctor Maligno tener una réplica exacta a él: "lo llenaba de orgullo y satisfacción" pero en mi caso, no es así. "El canijo de la foles" es: "MY PERSONAL MINI-ME". Sinceramente es HO-RRO-RO-SO tener PER-MA-NEN-TE-MEN-TE al enano detrás mío repitiendo e imitando todo, todo, pero absolutamente todo lo que hago y encima con recochineo: "Maaaamiiii. Te persigooo. Estoy detrás tuuuuyaaa."
Dentro de esta "ATRACCIÓN FATAL" se ha tomado "la licencia" de apropiarse de mi único recurso lingüístico para poder desahogarme en situaciones calificadas de alto estrés: "¡HOSTIA!"
Casualidad o no, hemos observado que por lo general utiliza la interjección para denotar asombro, sorpresa y admiración cuando vamos a comprar a algún supermercado: imagino que para él, eso de ir de compras, será como para nosotros un día de descanso, que ahora son pocos y no os podéis hacer una idea de lo¡¡¡emocinante!!! que resulta y lo que se puede llegar a ¡¡¡¡desear!!!!!!
El pequeño "Latre" el otro día repitió hasta la saciedad mi maravilloso y socorrido taco con una naturalidad y soltura humorístico-festiva que haría pensar, a cualquier académico de la lengua, que la palabra está totalmente integrada en su vocabulario. Y lo más, de lo más, es que lo suele acompañar,- pues se trata de un espectáculo completísimo-, con la canción de los payasos, ( de título redundante y tildada de esconder un mensaje "gay"), "Hola D. Pepito. Hola D. José."
Es gracioso...Una vez, dos, tres y hasta cuatro, si me apuras. Pero la quinta te quedan dos opciones: primera, dejar al niño "DEL CORO" en la zona de frutería con una lata vacía, para depositar los donativos, y un cartel colgado al cuello en el que rezaría: "LO TERMINARÁS HACIENDO" o segunda, y menos drástica, cambiar de supermercado, quizás...¿Hiper-Dino? Estoy segura que también sería zona CALIENTE de inspiración musical y otras OBSESIONES. No hay otra cosa PEOR, en el UNIVERSO de las repeticiones de un niño, que le pille cariño a un personaje de ficción llámese Dino, Sportacus, Bob Esponja, Caillou...etc,. Te puede llegar a pedir ver, al machango, entre 1000 y un millón de veces en menos de minuto y medio lo que por otra parte supone un infierno en vida para ti y un deseo "machacón" para tú retaco a pesar de que finalmente acabas cediendo y como Aladino: "sus deseos son ¡ORDENES!"... Pero eso es otro tema.
Me veo de tournée por los supermercados canarios con mi Mini-Yo y el MUSICAL: "¡Hostia D. Pepito ¡Hostia D. José." ¡¡TRUNFO, SEGURO!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...